¿Cuáles son las diferencias entre apartamento turístico y vivienda vacacional?Si quieres aprender las diferencias entre un apartamento turístico y una vivienda vacacional, aquí te explicamos las principales.

Si tenemos alguna propiedad nos habremos planteado la posibilidad de alquilarlo con eventualidad y así hacerlo rentable. Cuando se busca información al respecto, siempre aparecen términos o expresiones que tienen matices que solo aprecian los expertos. Estos son los que diferencian los apartamentos turísticos y las viviendas vacacionales. En HomeForGuest son especialistas en la gestión de las viviendas vacacionales que entran dentro de la segunda categoría que mencionamos.

A simple vista se puede pensar que estos dos términos son sinónimos, y hasta cierto punto es así. La cuestión es que jurídicamente sí se hace diferenciación, así que si se quiere introducir en el mundo de las viviendas vacacionales es importante conocer sus matices. Ambos términos tienen peculiaridades que los singularizan en el sector inmobiliario y turístico.

¿Qué diferencia existe entre un alquiler turístico y vacacional?

Antes de nada, hay que matizar las diferencias entre ambas modalidades, es importante tener en mente que cada comunidad autónoma regula todo lo vinculado con las actividades turísticas. Esto incluye la supervisión y la categorización de los servicios que ofrece el alojamiento.

Los apartamentos turísticos figuran jurídicamente en la misma categoría que otras empresas como los hoteles, puesto que tienen servicios similares. Hay que destacar que están registrados como “unidades de alojamiento que conforman una empresa y que los inmuebles no tienen carácter residencial”.

Llaves por estrellas

Asimismo, los apartamentos deben identificar esta modalidad de alquiler en la entrada de sus edificios con una placa que incluya las siglas AT. Además, debe figurar la categoría de este. Al igual que los hoteles que se categorizan por estrellas, ellos se clasifican en llaves (de 1 a 4), conforme a las comodidades que se presten.

Con respecto a los inmuebles donde se localizan los apartamentos turísticos se encuentran integrados en edificios destinados, de manera exclusiva, a ofrecer servicios de alojamiento temporal. También, este mismo principio se aplica a agrupaciones compuestas por chalets o bungalós.

Hay que aclarar que la configuración debe esta modalidad debe ser la misma, es decir, la agrupación tiene que estar formada por cuatro apartamentos o cuatro chalets. No se pueden mezclar propiedades que no tengan la misma categoría, puesto que no podrían figurar como AT.

Por último, para poder hospedarse en un apartamento turístico no hace falta un mínimo de noches para firmar un contrato de arrendamiento. Por el contrario, en otros tipos de alquileres, y dependiendo de la comunidad autónoma, si se requiere un mínimo de noches.

Las VUT, una alternativa vacacional

¿Qué se considera una vivienda turística?

Como ya se mencionó, el equipo de HomeForGuest se encarga de la gestión de viviendas vacacionales. Esta modalidad consiste en la explotación de una propiedad de uso particular que se alquila de manera intermitente y no profesional. En este tipo de alquiler no hay que señalizar la vivienda con ninguna placa identificativa, puesto que no es de uso comercial exclusivo.

A diferencia de las AT se suele solicitar un mínimo de días con respecto a la estancia. Hay que comprobar la normativa regional vigente que haya, puesto que hay ciudades como Madrid que han prescindido de exigir un tiempo mínimo. Por lo general, se suele exigir un total de por lo menos cinco noches.

También, hay que señalar que para gestionar una VUT solo se debe solicitar una licencia turística (o de ocupación) al ayuntamiento correspondiente, cumplir con las condiciones de habitabilidad y con los requisitos establecidos por la ley de esa comunidad. En este caso no es necesario solicitar una licencia de actividad como es el caso de los apartamentos turísticos.

Como se observa ambas modalidades tienen peculiaridades que hacen necesario el establecimiento de matices legales. Las viviendas de uso turístico se presentan como una gran alternativa a los apartamentos turísticos y a los hoteles convencionales. Es una manera de rentabilizar y sacar partido a nuestra propiedad. En el equipo de HomeForGuest son especialistas en la gestión de este tipo de viviendas. Si deseas más información o una atención más personalizada puede contactar vía e-mail o telefónicamente.

¿Qué normativas regulan la diferencia entre alquiler turístico y vacacional?

Las normativas que regulan la diferencia entre alquiler turístico y vacacional pueden variar significativamente según la ubicación y las leyes locales. En muchos lugares, estos términos se utilizan de manera intercambiable, y las regulaciones específicas dependerán de las normativas locales y nacionales. Aquí hay algunos aspectos generales que pueden influir en la diferencia entre alquiler turístico y vacacional:

  1. Definiciones Legales:

    • Algunas áreas tienen definiciones legales específicas para los términos “alquiler turístico” y “alquiler vacacional”. Estas definiciones pueden abordar la duración de la estadía, la frecuencia de alquiler y otros criterios.
  2. Zonificación y Uso del Suelo:

    • Las regulaciones de zonificación y uso del suelo pueden influir en la diferencia entre alquiler turístico y vacacional. Algunas áreas pueden permitir ciertos usos solo para alquileres a largo plazo, mientras que otros pueden permitir alquileres de corto plazo.
  3. Duración de la Estadía:

    • En algunos lugares, la duración de la estadía puede ser un factor determinante. Por ejemplo, el alquiler vacacional podría referirse a estadías más cortas, mientras que el alquiler turístico podría incluir estadías más largas.
  4. Frecuencia de Alquiler:

    • Las regulaciones también pueden basarse en la frecuencia del alquiler. Algunas áreas pueden tener restricciones sobre la cantidad de veces que una propiedad puede alquilarse en un año.
  5. Normativas Fiscales:

    • Las normativas fiscales pueden ser diferentes para alquileres turísticos y vacacionales. Algunas jurisdicciones pueden tener impuestos específicos o requisitos fiscales para ciertos tipos de alquileres.
  6. Requisitos de Licencia y Registro:

    • Las autoridades locales pueden exigir licencias o registros específicos para propiedades utilizadas para alquiler turístico o vacacional. Cumplir con estos requisitos es esencial para operar legalmente.
  7. Normativas de la Comunidad:

    • Algunas comunidades o asociaciones de propietarios pueden tener normativas internas que regulan el tipo de alquiler permitido. Estas normativas pueden variar y deben ser revisadas antes de alquilar una propiedad.
  8. Requisitos de Seguridad y Calidad:

    • Las autoridades locales pueden establecer requisitos específicos de seguridad y calidad para propiedades de alquiler, independientemente de si son turísticas o vacacionales.
  9. Cambios en la Legislación:

    • Las leyes y regulaciones pueden cambiar con el tiempo, por lo que es importante mantenerse actualizado sobre cualquier cambio en las normativas locales que pueda afectar la diferencia entre alquiler turístico y vacacional.

Es fundamental que los propietarios de viviendas y los gestores de alquiler estén al tanto de las regulaciones locales específicas en su área y cumplan con todas las normativas aplicables. Consultar con las autoridades locales y buscar asesoramiento legal puede ser crucial para asegurarse de operar de manera legal y evitar problemas futuros.