Seleccionar página

La gestión de viviendas vacacionales es una actividad compuesta por diversos elementos, desde los propietarios hasta las empresas gestoras. Pero de todos los componentes que pueda haber en este sector, el pilar fundamental son los huéspedes. Sin ellos no habría actividad comercial, es por esto que el trato hacia ellos debe ser el correcto. No podemos traicionar la confianza que han depositado en nosotros como anfitriones.

Para asegurarnos que nuestro servicio sea el mejor y que nuestros huéspedes nos den una buena evaluación al terminar la estancia, es necesario que tratemos de mejorar su experiencia. Lo primordial será siempre cumplir con lo que les hemos ofertado, estar pendiente de ellos y además, solucionar cualquier incidencia que surja lo antes posible.

Hay que tener en cuenta que la experiencia de los huéspedes comienza en el mismo momento en el que nuestros futuros inquilinos desean hacer una reserva en la vivienda vacacional. Pero no finaliza con el check-out ni con la evaluación del servicio ofrecido, puesto que esta experiencia va más allá de una simple transacción comercial.

Recomendaciones

Para mejorar el servicio y la satisfacción final de los clientes se pueden aplicar y seguir algunos consejos que facilitarán la gestión realizada en la propiedad que estemos explotando de manera turística. Estas son algunos consejos que puedes seguir:

Antes de la llegada del huésped es necesario comunicarse con antelación para informarle de todo lo relacionado con la estancia. Antes de tomarse unas vacaciones o hacer una escapada es normal estresarse al gestionar todo, por eso esta acción les tranquilizará y les amenizará el viaje. Por eso, al contactar con ellos enviándoles un correo con toda la información les facilitará el trayecto, así como que les hará sentir mejor.

Contacta con ellos para que confirmen su reserva. Hay que incluir todos los datos que conozcas y que sea posible, puesto que así solucionarás dudas antes de que surjan.

“La antelación será tu aliado”

El siguiente paso te ayudará a garantizar que tus huéspedes tengan una estancia inmejorable. Se trata de hablar con ellos antes del check-in para hacer que el proceso sea rápido y fácil. Debes tener en cuenta que para llegar a la vivienda vacacional puede que los inquilinos hayan realizado un largo viaje, por lo que si les das facilidades lo agradecerán. Lo último que desearan es realizar algún trámite. La antelación será tu aliado.

En publicaciones anteriores te hemos hablado de los beneficios de tener un inventario en tu propiedad turística, pero también es importante que les facilites un manual de la vivienda. Con esto nos referimos a que les oriente sobre la ubicación de los elementos de la estancia o de como se usan los electrodomésticos del hogar. Aunque te parezcan cosas obvias a lo mejor no lo es para ellos.

Un manual claro y bien organizado hará más sencilla la vida de tus huéspedes, y te ahorra tiempo a ti en solucionar sus dudas.

Los detalles son la clave del éxito

Dentro de estas recomendaciones te aconsejamos que ofrezcas la posibilidad de adelantar el check-in o de atrasar el check-out. Las circunstancias de cada inquilino pueden variar, su vuelo puede adelantarse o atrasarse, así que con esta posibilidad les darás opciones. Cuantas más facilidades tengan mejor puede ser la evaluación final que hagan de la estancia.

Por último, es importante que le des recomendaciones a los huéspedes. Se trata de indicarles que actividades pueden realizar o que sitios pueden visitar. Darle información de la zona al cliente es aportarle orientaciones vitales para tener una experiencia única.

Recuerda que la clave del éxito está en los pequeños detalles y con estos consejos puedes llegar a marcar la diferencia. El equipo de HomeForGuest es especialista en la gestión de viviendas vacacionales. Si deseas más información o una atención más personalizada puede contactar vía e-mail o telefónicamente.